Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
El profesor chileno de la Universidad de Southampton, Andrés Rodríguez (38 años), terminó su Enseñanza Media en Hong Kong, estudió en la Universidad de Beijing y actualmente prepara sus maletas para viajar a Australia, donde será parte -desde julio de 2013- del nuevo China Studies Centre de la Universidad de Sydney. A continuación nos relata sus principales aprendizajes respecto a la cultura china y los planes que pretende concretar en el corto y mediano plazo en relación al gigante asiático.

Aprendiendo de China

Andrés Rodríguez tenía apenas 16 años cuando recibió una noticia que cambiaría su vida: se había adjudicado una beca de los Colegios del Mundo Unido para concluir su educación secundaria en Hong Kong. Y, desde aquel día, nunca más se desvinculó de la nación asiática (para más detalles ver nuestra primera nota de su vida en China).

¿Qué aprendizajes has tenido respecto a la forma de desenvolverte ante la cultura asiática desde nuestra última entrevista?

"Es fácil caer en generalizaciones cuando se habla de la cultura asiática, o en este caso china, como un todo homogéneo. Sin embargo, creo que ciertos aspectos tradicionales de la sociedad se mantienen tremendamente vigentes y uno debe estar muy atento. El primero es la importancia de las jerarquías dentro del orden social. Siendo un académico relativamente joven,  indudablemente debo tomar en cuenta el peso y status que otorga la antigüedad a mis colegas mayores. Ciertamente, conocer a mis colegas chinos y generar confianzas a modo personal es sumamente importante para llevar a cabo importantes acuerdos. Y, en este sentido, es también un hecho que las universidades chinas sólo te toman en serio cuando el peso y la jerarquía de quienes componen la delegación visitante lo amerita.

En China utilizas un nombre chino. ¿Por qué?

"Resulta que otro elemento importante para generar confianzas con el mundo chino es mostrarse muy interesado en aprender de su cultura, y algo que todo extranjero debe tener en China es un nombre chino. Toda persona que ha estudiado chino mandarín seguramente recuerda que lo primero que el profesor le asigna es un nombre chino que lo acompañará por el resto de su vida. Tener un nombre chino (¡y no cualquiera!) ayuda a romper barreras entre las dos culturas y de alguna manera te incorpora a la sociedad china. Yo tuve la suerte de que un muy buen amigo de Hong Kong me ayudó a escoger un nombre que no sólo juega con los sonidos con mi nombre español, sino tiene un muy buen significado para los chinos también. El presentarme con mi nombre chino nunca falla en crear una primera buena impresión".

¿Volviste a viajar a China luego del 2009?

"Sí. El año 2009 viajé a Beijing y a Nanjing, donde aproveché de reunirme con colegas chinos para discutir posibilidades de colaboración entre sus instituciones y la Universidad de Southampton donde actualmente desempeño mis labores de académico. Indudablemente una parte importante de mi tarea consiste en mantener vínculos estrechos con académicos y estudiantes chinos y los viajes a China para realizar trabajo de archivos y de biblioteca ofrecen oportunidades valiosas para conocer a colegas trabajando en el campo de uno. También viajé a Taipei el 2010 ya que hemos ido cultivando relaciones con la Universidad Nacional de Taiwán y a su vez hemos realizado conferencias en conjunto en ambos lados del mundo (Inglaterra y Taiwán) buscando promover un intercambio académico entre ambas instituciones".

¿Tienes alguna idea o proyecto personal que quieras desarrollar pronto en China o en otro de Asia Pacífico?

"Sí. En julio del 2013 iniciaré una nueva etapa en mi carrera al trasladarme a la Universidad de Sydney en Australia. En dicha universidad formaré parte de un equipo docente interdisciplinario bajo el alero de un nuevo centro de estudios chinos (China Studies Centre) que ha creado la Universidad de Sydney.  En lo personal me atrae el importante papel que juega Australia en el Asia Pacífico y los puentes cercanos que ha construido con China en las últimas décadas. Mi nuevo rol en el Centro de Estudios Chinos será el seguir desarrollando nuevas investigaciones históricas para entender la China contemporánea a la luz del pasado. Paralelo a esto tengo gran interés en generar vínculos académicos importantes entre China y América Latina -y Chile en particular- utilizando a la Universidad de Sydney como un gran eje estratégico que una a los países del Asia Pacífico de ambos continentes.











    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet