Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP |
Mientras que en Chile recién se comienza a notar interés por realizar grandes proyectos de agricultura urbana, en Japón esta práctica se ha transformado en todo un fenómeno, logrando motivar a movimientos sociales interesados en proporcionar acceso a la comunidad a ecosistemas vitales y alimentos frescos cultivados localmente, ayudando de paso a reducir la huella ecológica de las ciudades. Revisemos la experiencia nipona.


Sembrando la ciudad


Japón es un caso bastante único en lo que respecta a la agricultura urbana. A pesar de ser un país altamente industrializado, la presencia del uso de la tierra agrícola es una característica común en el paisaje urbano de las ciudades de todo el país. De hecho, una tercera parte del total de la producción agrícola japonesa está hoy generada por la agricultura urbana.

Del mismo modo, los agricultores urbanos representan actualmente al 25% de los hogares agrícolas en Japón y se ha demostrado que son más productivos que sus contrapartes rurales. Según datos de del Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón (MAFF), los campos urbanos son el tipo de agricultura más productivo en términos de valor económico por unidad de superficie y la agricultura urbana es dos veces más rentable que la intermontañosa y un 10% más que la rural.

Incluso en Tokio, una de las ciudades más grandes y congestionadas del mundo, con complejas redes de ferrocarriles y un número impresionante de carreteras y edificios, la agricultura local produce suficientes verduras para alimentar potencialmente a más de 700.000 habitantes.

¿Qué tiene de especial la agricultura urbana japonesa, y por qué es importante? Precisamente porque ocurre en -y alrededor de- las ciudades, la agricultura urbana tiene varias características distintivas a la rural. En Japón, varias funciones sociales y ambientales de la agricultura urbana ha sido recientemente reconocidas por los políticos japoneses. El MAFF identifica los siguientes roles de la agricultura urbana:

  • Origina productos frescos y seguros, incluyendo cultivos orgánicos y con pocos químicos, que son cada vez más demandados por los consumidores urbanos. Estos pueden ser producidos y consumidos localmente sobre la base de relaciones de confianza entre los agricultores y los habitantes de la ciudad.
  • Permiten la participación de los residentes urbanos en las actividades agrícolas, tanto de forma directa (por ejemplo, los huertos familiares) o mediante el intercambio entre productores y consumidores por medio de la venta de productos agrícolas en granjas de ciudad.
  • Crean espacios abiertos que previenen desastres, incluyendo cortafuegos y espacios de evacuación en caso de terremotos.
  • Promueven la recreación y el bienestar, incluyendo áreas verdes para el "ocio personal" y el "consuelo espiritual".
  • Educan y sensibilizan a la ciudadanía para mejorar la comprensión de los residentes urbanos respecto a la agricultura y a temas alimentarios y ecológicos.

Además de estas funciones, la agricultura urbana puede contribuir aún más a la sostenibilidad y el bienestar en las ciudades. Por ejemplo, al aumentar el área de superficie permeable para la gestión de aguas pluviales, o al reducir el efecto del calor (y, por lo tanto, las necesidades de energía y aire acondicionado en las empresas) mediante el enfriamiento del aire. Por otra parte, también puede contribuir a la biodiversidad y los servicios del ecosistema al proporcionar hábitats (por ejemplo, aumenta la polinización) y nuevos recursos bioenergéticos, como los bosques urbanos.

Inspiración nipona

Al vincular su potencial tecnológico a una agricultura urbana sostenible, Japón ha comenzado a desempeñar un papel de liderazgo en la innovación agrícola urbana, inspirando a otros países a seguir su ejemplo. Para el diputado Pedro Velásquez, presidente de la Comisión de Vivienda de la Cámara, "la experiencia japonesa en torno a la agricultura urbana es sin duda un ejemplo que debemos seguir, ya que el rápido crecimiento de nuestras zonas urbanas hace evidente y urgente que se creen políticas e ideas de desarrollo urbano de calidad, como ésta", declaró.

El parlamentario agregó que "en nuestro país las ciudades se ven muy afectadas por la falta de áreas verdes, que muchas veces  no pasan más allá de la plaza de armas local, y Chile tiene ya 12 años sin una política de regulación clara, por lo que he planteado la necesidad de desarrollar una nueva política de desarrollo urbano, en la que sin duda abordaré esta idea japonesa, que integra, potencia el desarrollo económico y promueve el equilibrio ambiental, por lo que me parece excelente", concluyó.











    Comentarios publicados



  • Escrito por ADRIANA PINILLA | 11/02/2013 08:47
    En América Latina hay algún modelo parecido para este tipo de agricultura, que se necesita para llegar a este modelo



 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet