Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Portal Asia Pacífico - Biblioteca del Congreso Nacional
Compartir       
volver   
Usted está aquí: Portal AP | Columnas

Columnas

01 de Octubre de 2007 Esperar y ver


Cristian Toloza
Cristian Toloza
Como de costumbre, los preparativos del 17º Congreso del PCCH de desarrollan en el mayor de los secretismos. Al contrario de Occidente, la lucha política es silenciosa, sin declaraciones ni reportajes en los medios de comunicación. Las principales negociaciones ocurren entre bambalinas, y de las cuales no tienen conocimiento la mayoría de los 70 millones de miembros del Partido Comunista.

¿Qué podemos esperar de este Congreso?

Este Congreso fortalecerá el liderazgo actual y sus políticas. Debiera ocurrir un afianzamiento sustancial de la administración Hu-Wen en todos los altos organismos de decisión, disminuyendo la presencia de cercanos al antiguo Presidente Jiang Zemin. De este modo, Hu tiene por delante un período de cinco años donde puede consolidar un perfil y una herencia. La expectación gira más bien sobre la extensión que alcanzará este afianzamiento.

Se espera también un respaldo a la idea de una sociedad armoniosa y un desarrollo científico, conceptos propios del Presidente Hu. El desarrollo científico se refiere a un desarrollo que sea sustentable, especialmente en lo social. Por ende se espera un apoyo y nuevo impulso a políticas que tiendan a disminuir las crecientes diferencias entre la costa y el interior, entre la ciudad y el campo, que ponga atención a los salarios mínimos y al establecimiento de una legislación laboral hasta ahora casi inexistente.

En el ámbito político, genera expectación el tratamiento que se le dará al tema de la democracia partidaria. Un desarrollo novedoso sería que este Congreso le otorgase un status oficial a esta idea y propusiera reformas a la vida partidaria para hacerla más democrática, abierta y transparente. Para todos los que esperan una apertura democrática en China este tema es vital, ya que habrán posibilidades democráticas sólo si el partido hace reformas democráticas en su propia estructura de funcionamiento.

Este Congreso dará a luz a la llamada Quinta Generación de liderazgo chino. Son los hombres que dominarán la política china en la próxima década. Más allá de los nombres que sean elegidos en el Politburó, es claro que serán dirigentes fogueados en las reformas económicas, que no tienen la desconfianza a Occidente de las generaciones previas, comprenden cabalmente los procesos de globalización, y varios de ellos son conocidos en Occidente como personas altamente sofisticadas política y técnicamente. En suma, un liderazgo muy funcional a una China que emerge con fuerza en la escena mundial.

La expectación gira sobretodo en el ritual de sucesión. Lo esperado es que Hu obtenga una posición predominante para su posible sucesor en cinco años más. Aunque en un principio, Li Keqiang, es el favorito, en las últimas semanas se ha especulado crecientemente que nombraría también a Xi Jinping, jefe comunista de Shanghai, dejando a dos contendores en la carrera. De ser así, se apartaría de los rituales de sucesión previos, en los cuales se ha evitado esta posibilidad, ya que crea una tensión permanente en el Estado y el partido. Por esta razón, algunos piensan que se trata de una maniobra estimulada por el Vicepresidente, quien por su edad debería ser llamado a retiro e intenta crear una negociación para permanecer excepcionalmente en el cargo.
El Congreso ha sido convocado para el 19 de Octubre. Por ahora, estamos en la mismas condiciones que la mayoría de los chinos y de los militantes del PCCH: esperar y ver que ocurre.


* Director del Programa Chile-Asia Pacífico de la Biblioteca del Congreso, Ph.D. Ha sido Asesor del Presidente de la República y Embajador de Chile.












    Comentarios publicados





 

Comentar artículo

(Requerido) Por favor escriba su nombre.
(Requerido)

Comentario

Print this page Print this page Add Bookmarklet